Composición

A mejores nutrientes, mejor Colesterol.

LEVADURA ROJA de ARROZ

Este producto resultante de la fermentación del arroz por una levadura conocida como Monascus purpúreus es un ingrediente habitual en la dieta de algunos países asiáticos como China y Japón, donde inicialmente se empleaba en la elaboración de vino tinto de arroz, como conservante de los alimentos y como pigmento colorante y potenciador del sabor. Actualmente, además de utilizarse con estos fines, es conocido también por sus efectos sobre la salud cardiovascular, respaldados por el uso tradicional y por información científica consistente.

Complementar la dieta con levadura roja del arroz refuerza las funciones fisiológicas del organismo para mantener unos niveles adecuados de grasas, factor clave para una buena salud cardiovascular.

FITOSTEROLES

El potencial efecto de estas sustancias de origen vegetal para contribuir al equilibrio lipídico del or- ganismo es un hecho que se conoce desde hace más de 50 años, y que está avalado por numerosos es- tudios clínicos. El gran parecido estructural que tienen estas sustancias con su análogo de origen animal (colesterol), permite que al incluirlas en la dieta, compitan durante el proceso de absorción en el tracto digestivo, reduciendo así la absorción intestinal de grasas y por tanto disminuyendo su nivel en sangre. Está suficientemente demostrado que con una Dieta sana que incluya Fitosteroles y otros Nutrientes es- pecíficos se obtiene una reducción del Colesterol LDL.

POLICOSANOL

Esta mezcla natural de alcoholes alifáticos primarios, aislada y purificada de la cera de la caña de azúcar (Saccharum officinarum L.) ha demostrado en diversos estudios clínicos tener efectos nivelado- res sobre el perfil lipídico del organismo, contribuyendo así a evitar un exceso de grasas perjudiciales.

FIBRA

Las recomendaciones para una dieta cardiosaludable indican actualmente aumentar el consumo de frutas y cereales integrales, ya que diversos estudios han demostrado que, por lo general, estos alimen- tos contienen abundante fibra soluble y fermentable y consiguen mejores resultados en el mantenimien- to de un perfil lipídico adecuado.

ALPISTE y ALCACHOFA

Algunas especies vegetales alimentarias han sido desde hace tiempo consideradas como una eficaz ayuda popular para evitar un exceso de grasas perjudiciales en el organismo.

Tal es el caso del alpiste (Phalaris canariensis) cuyas semillas, ricas en fibra, ácido salicílico y ácido oxálico han demostrado ser un complemento cardiosaludable en la dieta.

Por otra parte, además de antioxidantes, las hojas de la alcachofa (Cynara scolymus) contienen fla-vonoides como la luteolina, postulados como aliados cardiovasculares en diversos estudios clínicos.

VITAMINA B3

Esta vitamina hidrosoluble que forma parte del complejo B es necesaria para muchos aspectos de la salud, el crecimiento y la reproducción. Conocida también como niacina, es un tipo de vitamina B capaz de retardar la producción en el hígado de cier tas sustancias que ayudan a producir elcolesterol, contri- buyendo de este modo a conseguir un adecuado nivel de grasas en el organismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>